Zapatero: “Todos los que hemos sido presidentes hemos tenido mediadores en conflictos políticos”

“La única alternativa al diálogo en Cataluña es el diálogo”, asegura el expresidente

Diálogo, diálogo, diálogo. José Luis Rodríguez Zapatero no se cansa de repetir la palabra, se le pregunte sobre Cataluña o sobre Venezuela. El expresidente del Gobierno español, que participa en Dubái en el foro sobre gobernanza World Government Summit, insiste en que “la única alternativa al diálogo en Cataluña es el diálogo”, sin ocultar su preocupación por la brecha que el asunto está creando en la sociedad. Señala, no obstante, que ahora son “los independentistas los que se tienen que mover”.

Rodríguez Zapatero, que asiste a la conferencia en su calidad de miembro de un consejo asesor de los Objetivos de Desarrollo Sostenible relativo a paz, justicia e instituciones fuertes, se declara perplejo ante las críticas que ha recibido el presidente Pedro Sánchez por su oferta de un relator. “Todos los que hemos sido presidentes hemos tenido mediadores en conflictos políticos. El señor Aznar tuvo tres en el diálogo con ETA. Siempre hay personas que pueden ayudar a acercar posturas y todos sabemos que no tiene trascendencia jurídica ni política. La decisión última la tiene el Gobierno y la mayoría parlamentaria”, comenta durante una conversación informal.

Ante la mención de que algunos barones de su partido también se han mostrado críticos con la propuesta, admite que “en un momento determinado puede ser difícil para el PSOE, pero que hay que pensar en el largo plazo”. Se muestra convencido de que la actual tensión es solo un revés en un proceso prolongado. “Un problema que se ha fraguado a lo largo de 10 años no se puede solucionar en siete meses, pero los esfuerzos realizados por el PSOE no van a ser en balde y darán resultados a la larga”, asegura.

Evita entrar en el debate sobre si las elecciones serán en mayo o en octubre. Defiende que el PSOE ha sido un pilar de la convivencia política, social y territorial y, en consecuencia, “es el partido que más puede unir España por su capacidad integradora”.

El exmandatario, que rechaza hacer una entrevista formal, se muestra sin embargo relajado y dispuesto a explicar sus posiciones. Alude con frecuencia a su “experiencia en el puesto de mando” para referirse a su etapa en la presidencia del Gobierno de una forma más coloquial. Pero se intuye que la responsabilidad del cargo le ha dejado huella en cómo sopesa sus palabras.

Respecto a Venezuela, una crisis en la que durante tres años ha intentado “acompañar”, Rodríguez Zapatero es cauto. Sabe que en este momento en que buen parte de la comunidad internacional se ha inclinado a favor del presidente interino Juan Guaidó, su postura pidiendo prudencia resulta heterodoxa. Ve “desconocimiento” de la situación y le preocupa que se agite la amenaza de una intervención militar. “Si no hay diálogo o negociación entre las partes, tendremos un conflicto no solo entre venezolanos sino en Latinoamérica”, advierte.

“Conozco bien lo sucedido en el último año, y cómo se llegó a las elecciones que se cuestionan. Tengo los datos. Trabajé intensamente en Venezuela. Y cuando se parte de supuestos erróneos o falsos, las conclusiones son equivocadas”, subraya. Y vuelve una vez más al diálogo. “Si nos importan de verdad la paz, la democracia y Venezuela, el diálogo debe ser el camino”, concluye no sin antes precisar que “por lo general, el diálogo exige más valentía política y moral que la confrontación”.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

El fiscal jefe de Ourense rehúsa dejar la casa que la Xunta le pagó durante 12 años

Estas son las medidas incluidas en los Presupuestos que se debaten en el Congreso