Stiven Plaza y la peculiar forma de fichar de Ronaldo

El dueño del Valladolid contrató al ecuatoriano mediante una videollamada, a cambio de dos millones y un viaje a su país

En su incipiente carrera de gestor, Ronaldo empezó a cortejar a su primer fichaje cuando aún no tenía equipo donde ponerlo a jugar. El pasado agosto envió a Quito a un amigo con un teléfono al que hacer una videollamada. Cacá, también exfutbolista, se vio en un hotel con Stiven Plaza, delantero de Independiente del Valle, 20 años el mes que viene, y su agente, Jonathan Auer. Después de un rato de charla, se produjo la videollamada: “Le dijo que estaba cerca de entrar en el Valladolid y que lo quería en el equipo”, recuerda Auer. Pero acabó agosto, se cerró el mercado, y ni Ronaldo controlaba el Valladolid ni Plaza había dejado Ecuador. Independiente se resistía a soltarlo, él dudaba si era demasiado pronto y en diciembre Ronaldo terminó teniendo que ir en persona a buscarlo. “No es casualidad que mi primer fichaje sea un delantero”, dijo allí.

Esta semana se cumple su primer mes en Pucela (llegó el 13 de enero), Plaza aún no ha entrado en ninguna convocatoria y el Valladolid tiene el peor registro goleador de LaLiga: 19 goles en 23 partidos, el único equipo con menos de un tanto por encuentro.

Cuando la videollamada de Ronaldo, Plaza acababa de debutar en Primera, y se estrenó como goleador en su segundo partido, el 12 de agosto contra Emelec. La jugada contiene los atributos que los técnicos destacan de un purasangre fibroso de casi 1,90: recibe a la carrera en la izquierda, ante dos defensas; supera al primero, que cae al césped, se frena, saca tres metros de ventaja al segundo en un parpadeo, y a solas con el portero, marca entre él y el palo. En la retransmisión, los comentaristas se desatan: “¿Dónde tenían enjaulada esta bestia?”, grita uno. En septiembre, entra en su primera lista de la selección absoluta. La semana pasada lo escogieron jugador revelación en Ecuador.

La red de conexiones que terminó con él en Valladolid comenzó a tejerse en 2017 con un pálpito de Auer, que empezaba como agente y se ofreció a Plaza: “Vi un jugador distinto”, dice. El futbolista solo había completado un curso en la escuela de Independiente. Nacido en Esmeraldas, había vivido desde los 3 años en Santo Domingo, muy apegado a su madre, rodeado de tíos sin empleos específicos y constantes. “Son humildes”, explica Auer; “él ayuda a sacar adelante la familia”.

El nexo de Marcelo

El siguiente nudo se añadió en febrero de 2018, cuando queda subcampeón de la Libertadores sub 20 con Independiente y termina como máximo goleador, con siete tantos. El teléfono de Auer humea: otros agentes se ofrecen a colocarlo en Brasil, en Argentina, en el Shakhtar. Escoge asociarse con LifePro, empresa brasileña que trabaja con Danilo y Marcelo.

Ellos le muestran vídeos a Ronaldo, que envía a su amigo a Quito. Pero Plaza no se decidía, así que recurren a Marcelo, que en un vídeo publicado en Twitter el 31 de agosto, le dice: “Espero que vengas muy pronto a España y puedas jugar aquí, y serás muy bienvenido, ¿vale?”.

Pero Independiente no cede y Ronaldo los invita a cenar en Madrid, adonde vuelan a principios de diciembre Michel Deller, el propietario, y Santiago Morales, gerente. Acuerdan que el Valladolid adquiriera el 70% del pase por unos dos millones de euros y una visita de Ronaldo. Debía ir él mismo a recoger a su elegido, que a final de año había marcado siete goles en 21 partidos. El brasileño se presentó en Sangolquí el 10 de diciembre: charló con los chicos de la academia, firmó, respondió preguntas en una rueda de prensa y regresó a España.

Fuera de cuatro convocatorias

Plaza llegó un mes más tarde, empezó ejercitándose al margen y sigue con trabajo de complemento. “Me falta adaptarme al fútbol europeo. Confianza y físico necesito”, dijo en su presentación.

Así ha pasado sus primeros días en Valladolid, impresionado por el frío y exprimido físicamente. “El fútbol es mucho más rápido acá, más intenso, no paran nunca”, dice Auer, que lo ha acompañado en un hotel del paseo Zorrilla. Buscaban piso, paseaban, caminaban por el centro comercial y disfrutaban de que apenas lo paraban para pedirle fotos. Auer celebra que el Valladolid haya contratado otro delantero, Sergi Guardiola. “Mejor, así no va todo el peso para él”, dice.

El agente ya ha regresado a Ecuador, tras dejarlo instalado en una casa, solo, a la espera de que llegue su madre, con la que habla a diario. Ve series y juega en el móvil (aún no ha comprado una Play), y de momento se ha visto fuera de cuatro convocatorias.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

El Manchester City arrolla al Chelsea

Azofra y Arlauckas: “En los derbis tiene que haber odio y pasión”