Moreno pone a la cola las peticiones migratorias de Vox

El nuevo Gobierno asegura que cumplirá todos los acuerdos, pero que las deportaciones que exige la extrema derecha no son prioritarias

Aún no se habían hecho la foto de familia los nuevos consejeros de la Junta de Andalucía cuando Vox emitió un comunicado exigiendo al nuevo Gobierno andaluz que cumpliera con la repatriación de 52.000 inmigrantes, una medida a la que el partido de extrema derecha renunció en su pacto para investir a Juan Manuel Moreno. El partido de Santiago Abascal recordaba en su nota que había sido clave para la consecución de la alternancia política en la región y advertía de que exigirá “el cumplimiento íntegro de los puntos del acuerdo alcanzado” con el PP. Recién prometido su cargo, el consejero de la Presidencia, el popular Elías Bendodo, ha dejado claro a Vox que el Ejecutivo bipartito tiene una hoja de ruta marcada y que las peticiones de la extrema derecha no estaban entre las prioridades.

“Apenas llevo 14 minutos como consejero”, ha dicho Bendodo. “Este Gobierno tiene una ruta marcada, primero un documento de 21 medidas para los primeros meses de legislatura, luego otro de 90 medidas y después un documento de investidura con Vox”, ha explicado el consejero de la Presidencia, entre cuyas competencias también se encuentran las de Interior y por lo tanto se veía directamente apelado por la reivindicación de Vox. Bendodo ha señalado que todos los documentos que ha firmado el PP son ambiciosos y que se cumplirán, pero “todo a su debido tiempo”, dejando claro cuáles son las preferencias a la hora de ejecutar los acuerdos.

La extrema derecha explicaba que su nota que en su documento se recogía el apoyo a los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, que tienen encomendada la protección de las fronteras, garantizando una inmigración ordenada y legal. El control y la gestión de estas competencias a las que alude Vox corresponden al Gobierno central. Las comunidades autónomas solo tienen responsabilidad en materia de menores migrantes no acompañados. A la espera de la reestructuración y la reorganización de las consejerías, cuyo decreto debería aprobarse en el Consejo de Gobierno del sábado, esa materia dependerá de Ciudadanos, a través de la Vicepresidencia o de la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación.

Las primeras exigencias de Vox al Gobierno andaluz sin apenas haber dado tiempo a su constitución oficial avanzan la línea que pretende seguir la formación en Andalucía, reivindicándose como baluarte del nuevo Ejecutivo y exigiendo el cumplimiento de todos los puntos de su acuerdo, un acuerdo del que uno de los socios del gabinete, Ciudadanos, se ha desvinculado absolutamente. Durante la toma de posesión, todos los consejeros han insistido en reivindicar que el Gobierno es uno y no dos, como también insistió su presidente, Juan Manuel Moreno, ayer durante la presentación de los titulares de las nuevas carteras, pero las condiciones de la extrema derecha van a poner a prueba esa sintonía.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

El Supremo rechaza los recursos de los acusados contra la división en dos de la causa del ‘procés’

La polémica independentista envuelve de nuevo Eurovisión por la foto de Miki con una estelada