Josep Rull fue excarcelado para visitar a su hijo hospitalizado sin permiso judicial previo

El Tribunal Supremo estudiará si la directora de la prisión de Lledoners ha incurrido en algún tipo de responsabilidad

El exconseller catalán de Territorio Josep Rull, encarcelado en la prisión barcelonesa de Lledoners a la espera de juicio por rebelión y malversación, salió de la cárcel el pasado 5 de enero sin permiso previo del Tribunal Supremo para visitar a su hijo pequeño que estaba hospitalizado, según han confirmado fuentes judiciales, después de que El Español adelantara la noticia. Rull está procesado por rebelión y malversación, y la fiscalía pide para él 16 años de cárcel e inhabilitación por rebelión.

En el caso de los presos preventivos, el permiso debe pedirse «en todo caso» al tribunal del que dependen la investigación, y según fuentes judiciales, al Supremo se lo notificaron una vez ya había sido efectuada la salida, por ello el tribunal estudiará si la directora del centro penitenciario ha incurrido en algún tipo de responsabilidad. Pese a que la normativa penitenciaria establece que estos permisos deben ser concedidos «de forma expresa» y «en todo caso» por el tribunal encargado del procedimiento penal, Rull pudo finalmente salir a ver a su hijo pequeño que se había caído al suelo durante una visita familiar a la cárcel y había sufrido una fuerte conmoción en la cabeza, lo que le produjo una pérdida de conocimiento.

La salida fue decidida por la directora de la prisión, Paula Montero, ya que el artículo 161.4 del reglamento penitenciario faculta al director general para autorizar un permiso extraordinario para casos de urgencia, recuerdan fuentes de la Generalitat.  Antes de autorizar el permiso extraordinario de urgencia, los Servicios Penitenciarios se dirigieron al juzgado de guardia de Manresa, del que depende la prisión de Lledoners. El titular de este juzgado, Pedro V. Cerviño recordó que Rull se encuentra a disposición del Supremo, que es quien debe otorgar o no el permiso de salida y dispuso: «No ha lugar a conceder (ni a dejar de conceder) el permiso extraordinario», pese a que la fiscalía se había mostrado favorable a ello.

No obstante, el magistrado recordó que el Reglamento Penitenciario prevé la concesión de permisos extraordinarios de urgencia por parte de los Servicios Penitenciarios. Concretamente, el juez hace referencia a ese artículo 161.4. «Los Servicios Penitenciarios actuaron de acuerdo con la norma prevista, tal como se hace en cualquiera de los casos», aseguran fuentes del Gobierno catalán.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

Susana Díaz advierte de que repetirá como candidata a la Junta de Andalucía

VOX es el partido que más rentabiliza el pacto andaluz: dispara su intención de voto