Hacienda irrumpe en 119 empresas de muebles en una macroperación contra el fraude

Una mujer se fija en una tienda de muebles de Madrid –

Más de 520 funcionarios de la Agencia Tributaria han entrado esta mañana en locales de quince comunidades autónomas para destapar ventas ocultas informáticamente

Unos 112 locales de 119 empresas de muebles se han encontrado a la hora de abrir esta mañana al alba con la inesperada visita de más de 520 empleados de la Agencia Tributaria. Hacienda ha desplegado una macroperación de lucha contra el fraude en quince comunidades autónomas sobre el sector del mueble para investigar a 38 personas, socios y administradores de las firmas vigiladas. Las actuaciones no han implicado detención alguna.

Inspectores y empleados de la Unidad de Auditoría Informática (UAI), al entrar en los locales, han ido directos a las cuentas y la documentación tanto en papel como electrónica: la razón de que se personaran en los locales a la hora de apertura era para acceder a los sistemas informáticos de procesamiento de información. Porque los indicios apuntaban a que el colectivo podría estar utilizando un «software» de ocultación que permitiría manipular las existencias y las ventas reales, enmascarando la verdadera actividad.

Desde 2013, a rebufo del despertar de la actividad y del inmobiliario, el sector del mueble ha encadenado cinco años de crecimiento de la facturación, que en 2017 superó los 4.300 millones de euros. Al realizar cruces de datos de fabricantes y comercializadores mayoristas y al por menor –y de sus declaraciones en Sociedades–, escudriñando sus márgenes sobre ventas y movimientos de efectivos, sobre todo entre cuentas bancarias, y pagos con tarjetas lo añadieron a la capacidad económica observada en administradores y demás.

Actuaciones previas habían destapado irregularidades, con ventas y existencias que evidenciaban que parte de la actividad no se declaraba. Con todos estos ingredientes en la coctelera, se detectaron que algunas sociedades manipulaban su contabilidad oficial para declarar menos beneficios y así ahorrarse un buen pellizco fiscal.

Con el apoyo de agentes policiales, más de 400 funcionarios de Inspección han participado en la llamada Operación Inoko que se ha desarrollado en las siguientes regiones: Andalucía (34), Cataluña (20), Comunidad Valenciana (16), Madrid, Aragón, Canarias (6 cada una), Castilla y León, Galicia y Murcia (5 cada una de ellas), Asturias (3), Extremadura (2), Cantabria. Castilla-La Mancha y La Rioja (una cada una de ellas).

De chatarreros a discotecas

Hacienda tiene en su punto de mira el «software» de doble uso y la ocultación de la contabilidad: así lo detectó en otras macroperaciones en sectores tan diversos como la chatarra, los charcuteros y pescaderos de Mercamadrid y Mercabarna, así como en discotecas y locales de la noche.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

El juzgado desestima la demanda de la madre de Dimas Gimeno sobre las cuentas de IASA

¿Cuántos días se tarda en cambiar de compañía de gas, luz, seguros y móvil?