Exteriores aprueba la primera estrategia integral para África

Borrell inicia una gira por el continente la próxima semana

España dispone por primera vez de una estrategia para África que trasciende las medidas de gestión migratoria. El Consejo de Ministros aprobó este viernes el llamado plan África, que trata de presentar el continente como un foco de oportunidades en lugar de contemplarlo exclusivamente bajo el prisma migratorio. El documento pone especial énfasis en animar a las empresas españolas a invertir en la región. El ministro de Exteriores, Josep Borrell, viajará la próxima semana a Gambia y a Etiopía para trasladar a los vecinos africanos algunos de esos propósitos.

El plan no lleva asociadas partidas económicas concretas. “Se trata de movilizar recursos públicos y privados, también de la UE. Va a haber mucha ayuda europea a África, también a fondo perdido. No se trata de consignar una cantidad de dinero al año, sino de crear una arquitectura institucional que demuestre que de verdad le damos prioridad al continente africano”, explicó Borrell en la sede del ministerio.

Como ejemplo del grado de implicación privada al que aspira, el ministro cita la expansión que realizaron las compañías españolas en América Latina a partir de los ochenta. “África está hoy en mejor situación económica de lo que estaba Latinoamérica en esa década”, ilustró Borrell, que el próximo martes se reunirá con las autoridades de Gambia y el jueves, con las de Etiopía. En la capital, Addis Abeba, se entrevistará también con representantes de la Unión Africana y de la Comisión Económica para África de Naciones Unidas. Allí presentará las grandes líneas del plan, que consta de cuatro bloques: paz y seguridad, desarrollo sostenible, instituciones y movilidad.

El tabú de la migración

Frente a iniciativas anteriores, más centradas en el control migratorio, el esquema actual incluso evita el término migración (en su lugar emplea el de movilidad). La lógica es que si el continente mejora su seguridad, reduce las desigualdades económicas y refuerza sus instituciones, habrá menos migraciones irregulares hacia Europa.

Las proyecciones justifican esa mayor atención que se pretende prestar a África. “Desde que entré al ministerio [el pasado junio] hasta ahora hay 35 millones más de africanos”, expuso gráficamente Borrell. El Banco Mundial calcula que el continente necesitará generar 900 millones de empleos en los próximos 30 años para absorber su expansión demográfica. “Se trata de una responsabilidad africana, pero que nos afecta directamente”, alerta Exteriores. Es una manera de decir que, si no logran un puesto de trabajo en sus territorios o en los países vecinos, los africanos tendrán más incentivos para emprender camino hacia el continente europeo.

Además de Etiopía, que Borrell visitará la próxima semana, el proyecto fija otros cuatro países prioritarios para España: Sudáfrica, Nigeria, Angola y Senegal. El documento se marca como objetivo estrechar lazos con el África subsahariana porque las relaciones con el Magreb ya son mucho más fluidas.

Para evitar que el plan caduque, como ocurrió con otros previos, el Gobierno fija una revisión cada tres años.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

Un entrenador admirable

Las ‘Cañas por España’ de Vox, Abascal y sus jóvenes: “Esto es por la patria”