El bono social eléctrico se podrá seguir solicitando desde mañana

La rebaja se aplica sobre el término de potencia del PVPC de forma íntegra y en el término de energía hasta un límite de consumo –

Los hogares en situación de vulnerabilidad reciben ayudas en forma de descuentos del 25% o el 40% del recibo de la luz

El bono social eléctrico, un descuento de hasta el 40% en la factura de la luz del que se pueden beneficiar hogares en situación de vulnerabilidad, podrá seguir solicitándose a partir del 1 de enero, según informó ayer el Ministerio para la Transición Ecológica. Así, los usuarios del antiguo bono social que, aún cumpliendo los criterios, no hayan renovado el bono a 31 de diciembre, no pierden su derecho a solicitarlo.

Una vez comience 2019, cualquier ciudadano puede tramitar el bono social en cualquier momento y, si cumple los criterios, podrá beneficiarse de las rebajas del 25% o el 40% en la factura mensual estipuladas por la normativa.

El descuento que se aplica en el recibo de la luz es del 25% para el consumidor considerado como vulnerable y del 40% para los incluidos en la categoría de vulnerable severo. La rebaja se lleva a cabo sobre el término de potencia del PVPC (tarifa regulada) de forma íntegra y en el término de energía hasta un límite de consumo que depende de la categoría de la unidad familiar.

Requisitos de acceso

Los hogares que pueden acogerse a esta medida son aquellos cuyo nivel de renta sea igual o inferior a 1,5 veces el Iprem (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples), es decir, 11.279,39 euros anuales, en el caso de que no existan menores o no haya unidad familiar. También tienen derecho a estos descuentos las unidades familiares con un menor siempre y cuando la renta sea igual o inferior a dos veces el Iprem, 15.039,19 euros al año. Si hay dos menores, el nivel del Iprem se establece en 18.798,98 euros al año.

Las familias numerosas pueden solicitar la ayuda independientemente del nivel de renta, y el bono social es de aplicación a los hogares en los que todos sus miembros que tengan ingresos sean pensionistas por jubilación o incapacidad permanente con la prestación mínima vigente.

Hasta la fecha más de un millón y medio de hogares han solicitado el bono, de las cuales más un millón ya lo tienen activado. Estos hogares recibirán un bono adicional para sufragar los gastos de calefacción durante el invierno. Esta medida se une a la prohibición de cortar el suministro a los hogares acogidos al bono donde viva al menos un menor de 16 años; una persona con un nivel de discapacidad del 33% o superior o o una persona en situación de dependencia en Grado II y III.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

Toys «R» Us: «No tememos a Amazon, nosotros sabemos vender juguetes mejor»

Un míster en silla de ruedas